En el salón de actos no cabía un alfiler. Un año más, esta estupenda iniciativa del Dpto. de Fiolosofía de nuestro centro, llegaba a su final. En la presente edición alumnos, profesores y padres y madres pudieron disfrutar con la confrontación entre Andrea y Álvaro de 2º de bachillerato. Los argumentos y las contraargumentaciones sobre los puntos de vista que les tocaron defender en torno al tema del PIN parental hicieron al público reflexionar. El nivel expositivo, así como la profundidad y rigurosidad en las razones para defender cada una de las posiciones mantuvieron al público en vilo. No se trataba únicamente de alinearse con los concursantes, sino que entre algunos de los asistentes se pudo ver cómo sus posiciones de partida se tambaleaban. 

Desde aquí damos la enhorabuena a todos los participantes, así como a los organizadores y el jurado, porque este tipo de proyectos no sólo hace que la formación que reciben nuestros alumnos apunte hacia una ciudadanía más comprometida con la sociedad sino que, además, se desarrolle ese espíritu crítico tan importante para que seamos dueños del mundo en el que vivimos. Gracias a todos los alumnos que se han ilusionado con el concurso, dedicando un gran esfuerzo a buscar, contrastar e investigar las posiciones que les eran asignadas por sorteo, y cómo no, al Dpto de Filosofía, encabezados por el profesor José Renié que lidera esta fabulosa actividad.